CARAMBOLA

Atlanta le ganó a Talleres como visitante con gol de Leo Ramos 1 a 0 y fin del cuento. Ciertamente no hay mucho más para rescatar de un encuentro que tenía a dos equipos que llegaban con las peores rachas desde los números en las últimas fechas del campeonato.

El equipo cambió desde lo táctico y jugó con el medio campo de la pretemporada, Rodriguez de volante central, Seijas y el juvenil Ochoa a sus costados, y más adelante, Dorregaray a la derecha, Garcia a la izquierda y Ramos como el 9 de área. Si bien “El Guri” bajaba a darle una mano a Ochoa sobre la izquierda, su función estaba más en generar de tres cuartos en adelante sobre esa banda y no bajar demasiado.

La actitud del inicio del partido fue la correcta, Atlanta intentó presionar contra campo rival y así rápidamente en los pies de Dorregaray tuvo la primer situación del encuentro. Lo que no sabíamos era que esa iba a ser la única llegada bohemia de la primera mitad. Algo demasiado poco para enfrentar al último del campeonato, el cual llegaba con 8 derrotas de los últimos 9 partidos.

Promediando el primer tiempo, de a poco Talleres encontró la pelota, y Vega arriba encontró en la espalda de Sanchez los espacios que necesitaba para abrir la defensa y desde allí Talleres tuvo las 2 más claras de la primera mitad. Primero Vega a las manos de Gomez y luego Sanchez evitó en un pase atrás lo que era el gol del Local.

El segundo tiempo no cambio nada de lo que se terminó haciendo en el primero, Atlanta no llegaba, Talleres tampoco y se repartian la pelota en el medio. El “Guri” Garcia intentaba por izquierda pero cada vez que recibía el balón sus compañeros se alejaban obligandolo a trasladar demasiado la pelota con 2 o 3 marcas encima.

A los 15 luego de una serie de rebotes trás un tiro libre, un desvió se levantó y habilitó a Ramos para que este de cabeza marque lo que sería el único gol del partido. Allí la historia cambió, el local fue a buscar con sus armas, Vega acentuó más sus ventajas sobre Sanchez en el lateral y ganó siempre creano muchos problemas al bohemio. En un par de oportunidades el rival creó situaciones de gol que por fortuna o por un cierre milagroso no terminaron en el empate. Atlanta de contra tuvo varias chances en los pies de Ramos preferentemente y alguna en Dorregaray que inexplicablemente no terminaron en gol para de contra liquidar el encuentro.

El partido se terminó con victoria de Atlanta, en el balance general no fue justa, pero no eso no le quita la importancia a la misma para seguir cerca del líder Morón que justamente será el próximo rival. Correctos partidos de los debutantes Gogna y Ochoa, mucho para mejorar en la creación de juego, la defensa cometió errores que Ruiz intentó tapar en la segunda mitad con el ingreso de Molina en el lateral por Sanchez cuando Talleres iba con lo que podía y tenía, pero lo cierto es que este equipo tiene mucho más de lo que demuestra en cancha, pero los rendimientos individuales no son los del inicio del torneo, ojalá esta victoria y la motivación que implica enfrentar al puntero permitan potenciar al equipo de cara a lo que viene y volver a ver de a poco a un Atlanta que nos ilusionó en el arranque de la temporada.