SE TERMINÓ EL 2017

Por fin! Se terminó otro año de Fútbol donde seguimos navegando en una B Metropolitana que cada vez es peor. El primer semestre terminó en otro reducido donde con ventaja a favor, quedamos eliminados en Villa Crespo con Deportivo Español.

En el segundo semestre, post elecciones, otra vez nos ilusionamos y otra vez nos caimos. Esta vez mucho antes de lo pensando, quedando fuera de la Copa Argentina y gracias a la última victoria metidos dentro del reducido. Hubiese sido muy fuerte ir de vacaciones con Atlanta fuera de la pelea por al menos el segundo ascenso.

Para disputar este último partido, el equipo de Berscé fue a la Isla Maciel donde venció a San Telmo 2-1. A nivel general fue un muy flojo partido de fútbol. El bohemio salió a jugar con un 4-1-3-2 con Previtali delante pero muy pegado a la linea defensiva, con una linea de tres más adelante con Alvarez, Monserrat, Ochoa Gimenez y con Miranda junto a Martinez arriba.

Era un partido parejo donde Atlanta no terminaba de hacer pie y tiraba demasiados pelotazos. La defensa rival daba ventajas en las que las pocas veces que el bohemio aprovechó generó peligro. La lesión de Alvarez, hizo que el equipo cambie, se armó un doble cinco con Previtali y Ochoa Gimenez quienes empezaron a ganar el medio campo, una linea de tres más arriba con Chaves, Monserrat y Miranda con Martinez arriba.

A los 36 Ochoa Gimenez como contra Comunicaciones asistió de manera fenomenal a Martinez quien definió bárbaro ante la salida del arquero y puso el 1 a 0. A los 37, un minuto después, Tecilla despejó corto de cabeza, la defensa no supo sacar la pelota y Abad casi que abajo del arco empató el partido.

El segundo tiempo con pocas situaciones, tuvo un mayor dominio territorial de Atlanta y no mucho más. Sobre el cierre un tiro libre de Miranda cerrado el primer palo, puso de nuevo al bohemio arriba en el marcador 2-1 y unos instantes después la suspensión del partido. En el primer tiempo una bomba de estruendo explotó cerca de Lugo que lo tuvo aturdido en el final de la primera mitad, aquí botella, piedras y hasta un tacho de pintura cayeron al campo de juego. Extraño todo, ya que se encontraba presente desde muy temprano Juan Manuel Lugones, Titular del Aprevide.

Di Bastiano, dio por terminado el partido al que le quedaban 4 minutos más otros 4 de adicionado. Seguramente el tribunal lo dará por terminado y será victoria de Atlanta. 3 puntos que eran necesarios para terminar subiendo algunos puestos en la tabla y terminar este 2017 con una victoria que permita pensar de otra manera de cara el próximo semestre.

Este Atlanta, arrancó con una identidad definida, un equipo que presionaba bien arriba con un claro 4-3-3 y que buscaba ser protagonista. A medida que los rivales empezaron a conocer al bohemio, Berscé buscó cambiar, sorprender y el equipo fue perdiendo su identidad, fue cambiando nombres y esquemas sin muchas explicaciones y comenzó a caer.

Durante la premporada deberá renacer, recuperar su mejor cara y trabajar en un plan B. Además y hasta el detalle fundamental, será traer los refuerzos justos que le dan variantes a este plantel de cara a un segundo semestre donde el único objetivo es lograr el ascenso a la B Nacional.