Un equipo BIPOLAR

El primer tiempo de este Atlanta con Tristan Suarez fue uno de más de muchos que ya vimos esta temporada. Un equipo estático, que da muchas ventajas en el fondo, que comete distracciones increibles y que no patea al arco rival.

Este equipo que es el mejor colocado de cara al reducido, por momentos preocupa desde su nivel pensando en esa instancia proxima a comenzar en la cual no ha podido ganar ante la mayoria de sus posibles rivales con los que ha jugado verdaderamente mal.

Ahora bien, este equipo del que hablamos que perdia en el primer tiempo y perdía bien 1 a 0, un jugador puede inyectarle ánimo como para levantar su juego y cambiar el tramite de un partido. Otra vez Barria entró e hizo estragos por derecha llevandose por delante al rival y empujando a sus compañeros hacia adelante. Con este cambio desde el banco se produce otro, que es el de Garcia que pasa a jugar más libre y permite otro funcionamiento y levanta su nivel personal.

En la segunda mitad llegó el empate desde la cabeza de Dorregaray que la empujó tras jugada de justamente Barria. Duró deberá realmente analizar para lo que viene si este no es el mejor esquema de cara al futuro por el presente de muchos de los jugadores del plantel.

El campeonato esta terminado, si Morón gana el martes le habrá puesto fin a la ilusión que aún le quedaba algunos y que para muchos ya había desaparecido hace varias fechas atras. La cabeza debe estar puesta en mejorar el reducido y en el debut de la próxima semana en Copa Argentina ante San Martin de San Juan.